Una familia de la localidad madrileña de Villaciosa de Odón lleva más de una semana buscando de forma desesperada a su perro Musu, un teckel de 4 años, y han ofrecido hasta 3.000 euros de recompensa a quien lo encuentre, según ha informado Telemadrid. 

El can se escapó de su casa el pasado 12 de enero y el pasado viernes fue visto por algunos vecinos, pero desde entonces no han tenido noticias concretas de su paradero pese a que han realizado varias búsquedas en la zona en la que viven. 

Musu tiene chip y collar antiparasitario y ha sido criado en casa junto a su hermano Charlie, muy similar a él. "Estamos desesperados. Es un perro muy bonito y es posible que alguien se lo haya quedado en casa. La recompensa es una razón más para que si alguien lo tiene nos lo pueda dar", ha declarado su dueña, Rosalía.